Las garrapatas pueden causar incomodidad e incluso transmitirle enfermedades peligrosas a tu perro.  Es importante evitar la picadura, pero si el ácaro ya ha picado, se tiene que tomar acción al respecto.

¡RECUERDA!

1.- Localizar la garrapata y buscar en otras partes del cuerpo por si acaso. 2.- Coloca a tu perro en una posición cómoda y haz que confíe en ti. 3.- Con pinzas, tira hacia atrás en el mismo ángulo que está la garrapata. 4.- Cubre la herida con antiséptico y una gasa para que se termine curando.

Cómo quitar las garrapatas: